martes, 30 de octubre de 2012

Cosas que no comprendo.


Hay ciertos comportamientos que no soy capaz de comprender, que me indignan, me cabrean y finalmente me ponen bastante triste.

Acaban de rehabilitar parte de la Alcazaba de Badajoz, uno de los monumentos más importantes que posee Extremadura, acaban de terminar las obras y ya se denuncian los primeros actos vandálicos sobre la misma. Es sencillamente alucinante.

Muchas veces he escuchado como el extremeño habla con orgullo de su tierra, de la dehesa, de su Carnaval, de su vino y su gastronomía, pero como dice el refrán, obras son amores y no buenas razones, los hechos desmienten completamente el supuesto amor que se tiene por parte de, en este caso, el pacense hacia su ciudad. No concibo tan poca sensibilidad, no puedo comprender porqué en Badajoz ocurren estas cosas y a escasos 400 kilómetros no pasan. Acaso no se dan cuenta del daño y de la pérdida económica que para la ciudad suponen sus actos. Acaso no son capaces de ver más allá....

Creo que por parte del Ayuntamiento y de las asociaciones de vecinos se debería hacer una campaña para que ese amor por Badajoz, que todos dicen tener se transformase en hechos tangibles, no puede ser que nos tiremos piedras sobre nuestro propio tejado de esta manera.

2 comentarios:

Sombragris dijo...

José..el vandalismo no es algo inherente a los pacenses...aquí en CAdiz también se ve y bastante...pero es un problema de falta de educación y conocimiento y no creo que sea algo colectivo, si no mas bien individual...Cretinos hay en todos los lados...un abrazo

Démo Forever dijo...

y si al menos lo hubiese escrito con buena caligrafía o algo...