martes, 5 de abril de 2011

Crónica de Vistalegre.



Han pasado ya unas horas desde que estuvimos en Vistalegre. He leido los periódicos y he escuchado lo que han sacado del acto en las televisiones y en las radios. Ahora ya con más calma, escribiré lo que a mi me pareció. Yo nunca había asistido a un mitin electoral así que no puedo comparar, sólo hablar de sensaciones.

Había mucha gente, de todas partes de España, mucha más de la que yo me esperaba. No se llenó la plaza, sería 1/3 del total mas o menos.

Había gente afiliada, simpatizantes y gente que había venido a escuchar. Entró todo el que quiso entrar.

No me dieron ni bocata ni refrsco y puse en una hucha mi donativo por asistir.

Se habló de política no de políticos y no se insultó a Zapatero ni a Rajoy. Se habló de la necesidad de involucrar al ciudadano en política, de que el gobierno de una nación es cosa de todos, no de unos cuantos.

Se nombró mucho la palabra España y se habló de patriotismo, pero creo que con un matiz nuevo. Una idea de patria integradora que garantice los derechos de todos los que la conforman y no colores que separan mitades o lenguas que levantan fronteras.

Se habló de devolver al estado las competencias en Educación o Sanidad para así garantizar esos derechos por igual en todo el territorio.

Del derecho a que mi voto valga lo mismo que el tuyo y se habló de la necesidad de que exista un partido que no suponga abrir más la brecha que PP y PSOE se empeñan en agrandar, un partido "ilazón" de españoles y no un partido "disyuntivo", la "y" frente a la "o".

Lo más importante fue reiterar de nuevo el compromiso de que si UPyD consigue ser llave para la formación de gobiernos no se pactarán o negociarán concejalías o puestos en entidades públicas. Se negociarán políticas trascendentales. Quién quiera pactar con UPyD tendrá que llevar al congreso la reforma de la Ley Electoral entre otras.

Puede que un acto así no hiciera falta para transmitir las ideas, pero sí que sirvió para demostrar que no somos unos pocos. Que hay gente que es capaz de movilizarse y sacrificar tiempo y dinero con tal de cambiar un poco las cosas.

A mi me gustó la experiencia.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que la experiencia mereciera la pena, pero sólo poder escuchar hablar de otros partidos políticos sin entrar en descalificaciones, de integración, de reformas, etc... Supongo que fue una experiencia única.

N.

Pd. Cada vez me va gustando mas UPyD

Démo Forever dijo...

Yo en lo que me he fijado es en el chaleco tan bonito.
De dónde lo has sacado?
;)